Mi foto
Yo amo, Japan

Leéme

domingo, 31 de agosto de 2014

No tengo fuerzas. Las perdí luchando, las perdí forzando la felicidad. Después de intentar tanto sonreír, me quiebro, mis ojos no saben cómo detener las lágrimas, mi pecho olvida como respirar. De noche, me aferro a la almohada porque no se cómo controlar las emociones, los sentimientos que florecen en mi piel. No se como mi corazón todavía no exploto en mil pedazos. No se cómo hacer para que todo simplemente esté bien, para que exista equilibrio y así poder dibujar diariamente la normalidad como todos en la calle. Me extraño a mi misma, extraño a esa niña que expandía belleza y alegría a pesar de que la vida la estuviera golpeando. Veo fotos de ella y no reconozco nada mío en ella, o nada suyo en mí. Quisiera poder perdonarme, quisiera decir que lamento estar llorando por esto pero se me hace un nudo en la garganta y no me llegan las palabras. Todo parece deshacerse, los recuerdos ahora me pesan, las fotografías del pasado se velan y todo queda a oscuras. "No me dejes, no quiero estar sola".